¿Sabías que, así como tu coche cada año debe aprobar la denominada ITV o Inspección técnica vehicular, también deben hacerlo las estanterías de tus almacenes?, pero en este caso se trata de la ITE, Inspección Técnica de Estanterías.

Por motivos de seguridad, a las estanterías se les debe hacer una revisión continua. Cuando las estanterías de las naves o almacenes no aprueban la ITE, esto trae consigo una diversidad de riesgos, como los siguientes:

Daños personales y en el equipamiento

Esta es quizás una de las principales consecuencias, cualquier persona que trabaje en un nave o almacén que tenga estantes que no han aprobado la ITE, está en riesgo de sufrir daños. Se exponen a lesiones en caso de que la estructura del estante se derrumbe y en algunos casos estos accidentes pueden llegar hasta a cobrar víctimas fatales.

Cuando ocurren accidentes, el equipamiento del almacén también puede sufrir daños, que posteriormente deberán ser reparados.

Paradas del almacén

En caso de que llegasen a presentarse accidentes con el personal que trabaja en el almacén, este deberá detener su operatividad, lo que trae consigo algunas pérdidas económicas. Además de que el proceso de reconstrucción de los daños ocasionados, también requerirá de un importante desembolso de dinero.

Litigios

Muchas veces los trabajadores involucrados en un accidente con un estante que no estaba en las mejores condiciones pueden tomar acciones legales, argumentando que la empresa no les garantizó un entorno laboral seguro.

Otras consecuencias pueden ser que el almacén comience a tener una mala reputación, los seguros te cobrarán primas más elevadas, los trabajadores no realizarán sus funciones con el mismo empeño.

En Fiosa te ofrecemos los estantes más seguros y duraderos, con todo lo necesario para aprobar la ITE sin problemas.